FMC. Formación Médica Continuada en Atención Primaria FMC. Formación Médica Continuada en Atención Primaria Suscríbase
FMC.2018;25:390-6 - Vol. 25 Núm.7 DOI: 10.1016/j.fmc.2017.11.006
¿Cómo mejorar las reuniones de un equipo de trabajo?
Elena Muñoz Secoa,, , Rosa Duro Roblesb, Eva Peguero Rodríguezc
a Médico de familia, U.S. Es Castell, Menorca. IbSalut Menorca. España. Presidenta de la Societat Balear de MFyC. Grupo-Programa Comunicación y Salud semFYC-Illes Balears
b Médico de familia. Subdirectora Asistencial de Atención Primaria y Atención a Urgencias Extrahospitalarias del Servei de Salut de les Illes Balears. Miembro y docente del Grupo-Programa Comunicación y Salud semFYC, responsable Baleares
c Médico de familia, EAP Castelldefels-1, El Castell, Barcelona. Institut Català de la Salut. Profesora del Departamento de Ciencias Clínicas, Campus Bellvitge, Universitat de Barcelona. Grupo-Programa Comunicación y Salud Semfyc-Catalunya. Barcelona. España
Recibido 01 noviembre 2017, Aceptado 13 noviembre 2017
Puntos clave

Una reunión eficiente requiere una reflexión previa para decidir si el encuentro es necesario o se puede resolver mediante otro tipo de comunicación.

La primera decisión será la idoneidad del día y la hora, así como la necesidad de convocar solo a los que aportarán algo al encuentro.

Es necesario que el encuentro se celebre en un lugar dotado con todos los equipos necesarios y comprobar su correcta disposición en el espacio, así como otras condiciones logísticas.

Hacer llegar con tiempo suficiente un orden del día claro y concreto (es uno de los aspectos más importantes), así como adjuntar la documentación que es necesario que lean los convocados.

Es exigible la puntualidad y crear un clima favorable a la participación, por lo que es importante preparar bien el inicio y cuidar la comunicación tanto verbal como no verbal.

Los roles (director, moderador, secretario, participante) han de quedar definidos según la función de cada miembro en la reunión.

Las reuniones obedecen a una estructura: de inicio, en la que se exponen los temas a tratar y el objetivo; de núcleo, en el que se profundiza en los temas y se adoptan decisiones, y final, en el que se resumen los acuerdos alcanzados.

El responsable de la reunión definirá la dinámica de participación más eficaz según el tema a tratar, el tipo de encuentro y sus objetivos, y las características de sus participantes.

Los acuerdos deberán quedar plasmados en un acta que refleje aportaciones y opiniones, pero, sobre todo, resultados y reparto de cometidos, que debe remitirse a todos los implicados lo antes posible para su consideración e implementación.

El funcionamiento y los resultados de las reuniones de equipo deben evaluarse posteriormente para comprobar que fueron eficientes y necesarios, y que se han llevado a cabo.

Palabras clave
Reuniones de coordinación, Equipos de Atención primaria de salud, Trabajo en equipo, Organización, Dinámica de grupos
FMC.2018;25:390-6 - Vol. 25 Núm.7 DOI: 10.1016/j.fmc.2017.11.006
Política de cookies
x
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.