FMC. Formación Médica Continuada en Atención Primaria FMC. Formación Médica Continuada en Atención Primaria Suscríbase
FMC. 2014;21:153-9 - Vol. 21 Núm.03

¿Cómo se utilizan los dispositivos de inhalación?

Albert Brau Tarrida a, Clara Canela Pujol a, Cristina Murillo Anzano a

a CAP La Mina. Sant Adrià de Besòs. Barcelona. España.

Resumen

La vía inhalatoria es de elección para el tratamiento de las enfermedades del aparato respiratorio. Existen muchos dispositivos de inhalación con características diferentes, lo que dificulta la utilización de los mismos tanto por el profesional sanitario como por el paciente. Elegir el dispositivo más adecuado para el paciente y adiestrarlo en su utilización son factores clave para el éxito de la terapia inhalada.

Artículo

Introducción

La vía de elección para el tratamiento de las enfermedades de la vía respiratoria es la inhalatoria, ya que presenta ventajas respecto a otras vías: acción directa sobre el órgano diana, mayor rapidez de acción, dosis menores y menor incidencia de efectos adversos sistémicos. Para que esta vía sea efectiva, es necesaria una correcta técnica en el uso de los dispositivos1. Actualmente existe tal oferta de sistemas de inhalación, cada uno con sus características diferentes, que dificulta no solo a los pacientes, sino también a los profesionales de la salud el conocimiento de cada uno de estos.

Por tanto, es muy necesario que los profesionales nos formemos en este sentido, y que revisemos cómo realizan nuestros pacientes la técnica periódicamente y no solo en el momento de la prescripción2.

Elegir el dispositivo más adecuado para el paciente y adiestrarlo en su utilización son factores clave para el éxito de la terapia inhalada.

Sistemas de inhalación

Los dispositivos de inhalación se clasifican en (tabla 1): inhalador en cartucho presurizado (ICP) y dispositivo de polvo seco (unidosis y multidosis). En la figura 1 se muestran todos los inhaladores comercializados.

TABLA 1. Dispositivos de inhalación

Figura 1. Sistemas de inhalación comercializados. A. ICP: 1. Modulite®; 2. ICP convencional; 3. Sistema Respimat®; 4. SAA®; 5. Ribujet®. B. DPI unidosis: 6. Breezhaler®; 7. Inhalador Ingelheim®; 8. Aerolizer®; 9. Handihaler®. C. DPI multidosis: 10. NEXThaler®; 11. Twisthaler®; 12. Turbuhaler®; 13. Easyhaler®; 14. Accuhaler®; 15. Genuair®; 16. Novolizer®.

Figura 1. Sistemas de inhalación comercializados. A. ICP: 1. Modulite®; 2. ICP convencional; 3. Sistema Respimat®; 4. SAA®; 5. Ribujet®. B. DPI unidosis: 6. Breezhaler®; 7. Inhalador Ingelheim®; 8. Aerolizer®; 9. Handihaler®. C. DPI multidosis: 10. NEXThaler®; 11. Twisthaler®; 12. Turbuhaler®; 13. Easyhaler®; 14. Accuhaler®; 15. Genuair®; 16. Novolizer®.

Inhaladores de cartucho presurizado

Dispositivo que contiene fármaco micronizado en suspensión (ICP convencional y SAA®) o en solución (sistema Modulite®) con propelentes, surfactantes y otros aditivos. Dispone de una válvula que permite la administración uniforme y dosificada del medicamento. En la tabla 2 se describe la técnica de inhalación de los diferentes ICP.

TABLA 2. Técnica de inhalación de los diferentes sistemas de inhaladores en cartucho presurizado

Tipos de inhaladores de cartucho presurizado

Convencional: dispositivos que contienen el medicamento disuelto en forma de gas. Son pequeños y ligeros, y se pueden acoplar a cámaras de inhalación.
Modulite®: este sistema libera el fármaco en partículas extrafinas y el aerosol que se forma es más lento, lo cual facilita la coordinación y da lugar a un depósito pulmonar elevado disminuyendo el impacto en la orofaringe. No requiere una sincronización tan precisa entre la salida del fármaco y la inspiración3.
Respimat®: se trata de un dispositivo que contiene una solución acuosa que genera vapor suave y libre de propelentes. Produce una nube de vapor que sale a velocidad baja.
SAA®: inhalador que contiene el medicamento disuelto en forma de gas. La salida del fármaco se activa cuando se hace la inspiración.
Ribujet®: se trata de un cartucho presurizado que lleva incorporado un espaciador circular de volumen pequeño (103 ml). Origina un flujo en forma de torbellino y hace que el fármaco circule por un circuito en espiral.

Ventajas

• Los ICP convencionales se pueden acoplar a cámaras de inhalación. Son los recomendados para el tratamiento de las crisis.
• Son pequeños, ligeros, fáciles de usar y de uso cómodo con una sola mano.
• No requieren flujos inspiratorios altos.
• La inhalación es perceptible por quien la realiza.
• Son fáciles de limpiar y de conservar.
• Son poco sensibles a la humedad ambiental.

Inconvenientes

• Requieren la coordinación entre pulsación e inspiración; en este aspecto, son más sencillos los sistemas Modulite® y SAA®.
• Los gases propelentes y los aditivos pueden tener un cierto efecto irritante.
• No todos llevan un contador de dosis utilizadas o disponibles.
• Pueden provocar el efecto "freón-frío", es decir, una caída del paladar blando e interrupción de la inspiración al impactar las partículas en la pared posterior de la faringe, por efecto de la velocidad de salida y de la baja temperatura del propelente del ICP3.
• El ICP convencional con corticosteroides siempre se ha de usar con cámara para evitar posibles efectos secundarios locales, y también sistémicos, por absorción a través de la mucosa3.

Cámaras de inhalación

Recipiente al que se acoplan los ICP de modo que se puede inhalar sin necesidad de sincronizar la salida del fármaco con la inspiración. Las partículas pequeñas (terapéuticamente activas) se mantienen unos segundos en suspensión en espera de ser inhaladas, mientras que las grandes (inactivas) chocan contra las paredes de la cámara, por lo que disminuye el depósito a la vía aérea superior y a la orofaringe.

Se debe limpiar con frecuencia, al menos una vez a la semana, con agua y jabón, y dejar secar al aire. En la figura 2 se muestran las diversas cámaras de inhalación, su compatibilidad con los diferentes ICP y su financiación o no por el sistema público de salud.

Figura 2. Cámaras de inhalación. CN: código nacional financiado; €: no financiado: ICP: inhalador en cartucho presurizado. Modificado de Educación sanitaria en asma3.

Figura 2. Cámaras de inhalación. CN: código nacional financiado; €: no financiado: ICP: inhalador en cartucho presurizado. Modificado de Educación sanitaria en asma3.

Ventajas

• Eliminan la dificultad de sincronización entre la pulsación y la inspiración.
• Disminuyen el impacto de las partículas y eliminan el efecto "freón-frío".
• Reducen el depósito de fármaco en la orofaringe minimizando los efectos adversos locales y sistémicos por absorción a través de la mucosa.
• Aumentan la biodisponibilidad del fármaco.
• Se recomienda su utilización en el tratamiento de las crisis asmáticas3.
• Se pueden adaptar mascarillas a algunas cámaras, cosa que permite utilizarlas en niños y ancianos, en períodos de crisis, personas que realizan una mala técnica, y en personas con problemas de salud como parálisis facial, demencia, obnubilados, coma, etc.3.

Inconvenientes

• Algunas (las más grandes) son poco manejables y difíciles de transportar.
• Se tienen que limpiar periódicamente.
• Hay diversas marcas y muchas de ellas no son compatibles con todos los ICP.

Inhaladores de polvo seco

Surgen como alternativa a los ICP para solucionar los problemas de coordinación entre la activación del dispositivo y la inhalación. Son dispositivos accionados por el flujo inspiratorio del paciente, no contienen propelentes y obtienen un buen depósito pulmonar. El flujo inspiratorio ideal para una correcta administración es de 30-60 L/min4.

Tipos de inhaladores de polvo seco

1. Inhalador de polvo seco de sistema unidosis

Constituido por cápsulas que contienen una sola dosis de fármaco y que son perforadas al accionar un dispositivo. Requiere flujos inspiratorios elevados, mayores que con el sistema multidosis. Las formas comerciales que se encuentran en el mercado son: Aerolizer® (formoterol), Breezhaler® (indacaterol; bromuro de glicopirronio), Handihaler® (bromuro de tiotropio), inhalador Ingelheim® (bromuro de ipatropio).

En la tabla 3 se describe la técnica de inhalación de los inhaladores de polvo seco unidosis.

TABLA 3. Técnica de inhalación de los dispositivos de polvo seco unidosis

2. Inhalador de polvo seco de sistema multidosis

a) Accuhaler®: inhalador con forma de disco. Las diferentes dosis están protegidas individualmente en una tira de aluminio termosellado que las hace resistentes al apelmazamiento por la humedad. Los fármacos comercializados con este sistema son: fluticasona, salmeterol y la combinación salmeterol/fluticasona.
b) Easyhaler®: inhalador con diseño y funcionamiento parecidos a los clásicos cartuchos presurizados, sin necesidad de coordinar la inspiración con la pulsación ni el empleo de cámaras. El fármaco comercializado con este sistema es beclometasona, en otros países, también el salbutamol.
c) Genuair®: nuevo dispositivo basado en el antiguo Novolizer®. Incorpora diversos sistemas de seguridad: mecanismos para evitar la repetición inadecuada de dosis, sistema de bloqueo al final de la última dosis para evitar el uso del inhalador vacío, y es desechable2. Presenta un sistema de ciclón que mejora la dispersión de las partículas. El fármaco comercializado con este sistema es el bromuro de aclidinio.
d) Novolizer®: inhalador que tiene una ventana en la parte superior roja que se torna verde una vez que se ha inspirado la dosis, precisando flujos bajos de 25 L/min1. Los fármacos comercializados con este sistema son budesonida, formoterol y salbutamol.
e) Turbuhaler®: inhalador con forma cilíndrica. No tiene propelentes ni aditivos. Constituido por una pequeña cámara con el fármaco micronizado y una unidad dosificadora encargada de liberar el mismo. Los fármacos comercializados con este sistema son: terbutalina, budesonida, formoterol, y la combinación formoterol/budesonida.
f) Twisthaler®: funciona sin propulsor, eliminándose así la necesidad de la coordinación entre pulsación y respiración simultánea. Genera un número elevado de partículas de muy pequeño tamaño (entre 1 y 3 micras). El fármaco comercializado con este sistema es la mometasona fuorato.
g) NEXThaler®: primer dispositivo multidosis de polvo con partículas extrafinas. Diseño compacto. Técnica de inhalación sencilla, basta con abrirlo y la dosis está preparada para la inhalación. Cuando se ha utilizado correctamente se oye un clic. Si se cierra el dispositivo sin inhalar el fármaco, la dosis vuelve al reservorio sin perderse2. El fármaco comercializado con este sistema es la combinación formoterol/beclometasona.

En la tabla 4 se describe la técnica de inhalación de los dispositivos de polvo seco multidosis.

TABLA 4. Técnica de inhalación de los dispositivos de polvo seco multidosis

Ventajas

• Eficacia igual o superior a los ICP2.
• Desaparece el problema de la coordinación pulsacióninspiración.
• Son pequeños, ligeros y fáciles de manejar.
• No utilizan gases contaminantes.
• Informan de las dosis disponibles.
• Pueden utilizarse en pacientes traqueostomizados y laringectomizados2.

Inconvenientes

• Precisan un flujo inspiratorio superior a 30-60 L/min (según dispositivos). No se pueden utilizar en niños menores de 6 años ni en las agudizaciones graves de asma1.
• Elevado impacto orofaríngeo del fármaco.
• Precisan de una inspiración voluntaria, por lo que no puede usarse en pacientes inconscientes ni en los sometidos a ventilación mecánica.
• Algunos pacientes no aprecian la inhalación del fármaco.
• El precio es superior al de los ICP.

En la tabla 5 presentamos, a modo de resumen, todos los sistemas de inhalación disponibles en la actualidad con el nombre comercial y su dosificación.

TABLA 5. Fármacos y sistemas de inhalación

TABLA 5. Fármacos y sistemas de inhalación (cont.)

En la videoteca, encontrarán unos links para visualizar vídeos de las técnicas de inhalación de los diferentes sistemas. Estos vídeos son de gran utilidad para el profesional sanitario y también para los pacientes.


Videoteca

http://www.ics.gencat.cat/3clics/main.php?page=GuiaPage&idGuia=267&lang=CAS

Genuair®: http://www.youtube.com/watch?v=TDt0oSAETmM


*Correo electrónico: abrau.bcn.ics@gencat.cat">abrau.bcn.ics@gencat.cat

Bibliografía

1. Torregrosa Bertet MJ. Uso de los medicamentos inhalados: ¿son mejores los nebulizadores? Rev Pediatr Aten Primaria. 2005;7 Suppl 2:S79-95.
2. Giner Donaire J, Tálamo Carrillo C, Plaza Moral V. Consenso SEPARALAT sobre terapia inhalada/Arch Bronconeumol. 2013;49 (Suppl 1):2-14.
3. Aoiz Linares JI, Brau Tarrida A, Flor Escriche X, Fraga Martínez MM, Fuente Arias M, García Arranz MT, et al. Educación sanitaria en asma. 2.ª ed. Barcelona: Sociedad Catalana de Medicina Familiar y Comunitaria-EdiDe-Dirección, coordinación y producción editorial;2011.
4. De la Hija MB, Tofiño MI, Arroyo V. (Servicio de Salud de Castilla-La Mancha). Dispositivos de inhalación para asma y EPOC. Boletín farmacoterapéutico de Castilla-La Mancha. 2007;8.