Publique en esta revista
Información de la revista
Vol. 27. Núm. 3. S1.
Cursos 1/2020 Infecciones de transmisión sexual: diagnóstico y tratamiento
Páginas 38-43 (Marzo 2020)
Compartir
Compartir
Descargar PDF
Más opciones de artículo
ePub
Vol. 27. Núm. 3. S1.
Cursos 1/2020 Infecciones de transmisión sexual: diagnóstico y tratamiento
Páginas 38-43 (Marzo 2020)
Capítulo 6
DOI: 10.1016/j.fmc.2020.03.005
Infecciones de transmisión sexual en la mujer
Visitas
...
Maite Antorna,*, Josep Manel Casanovab, Xavier González Talladaa
a Servicio de Ginecología Hospital Universitario Arnau de Vilanova, Lleida, España
b Servicio de Dermatología, Hospital Universitario Arnau de Vilanova, Lleida, España
Información del artículo
Resumen
Texto completo
Bibliografía
Descargar PDF
Estadísticas
Tablas (9)
Tabla 1. Tratamiento de la cervicitis gonocócica
Tabla 2. Tratamiento de las cervicitis no gonocócicas
Tabla 3. Factores de riesgo de enfermedad inflamatoria pélvica
Tabla 4. Criterios mínimos de enfermedad inflamatoria pélvica
Tabla 5. Criterios adicionales
Tabla 6. Criterios definitivos de enfermedad inflamatoria pélvica
Tabla 7. Tratamiento intramuscular/oral (Procolo CDC 2015)
Tabla 8. Criterios de hospitalización en caso de enfermedad inflamatoria pélvica
Tabla 9. Tratamiento parenteral (protocolo CDC 2015)
Mostrar másMostrar menos
Puntos para una lectura rápida

  • La clínica de la mayoría de infecciones de transmisión sexual (ITS) en la mujer es por lo general indefinida. Puede haber ligero aumento del flujo vaginal, molestias o dolorimiento del abdomen bajo y/o dispareunia, sintomatología que no permite discriminar entre cervicitis y vaginitis.

  • La transmisión de ITS madre-feto puede causar muerte perinatal, bajo peso al nacer, prematuridad, sepsis y defectos congénitos (principalmente por sífilis). El virus del papiloma humano (VPH) contraído en el canal del parto puede provocar papilomatosis laríngea en el recién nacido y el herpes genital puede provocar un herpes diseminado en el recién nacido que puede originar encefalitis.

  • Se calcula que 300 millones de mujeres están infectadas por VPH en todo el mundo, responsable de 570.000 casos de cáncer de cérvix y de 300.000 muertes en la mujer (principalmente VPH 16 y 18). Para reducir la diseminación de la condilomatosis en la mujer y su posible cancerización es muy importante la vacunación de las adolescentes, ya que una vez contraída la infección ya no son efectivas.

  • Las cervicitis son el equivalente femenino de la uretritis en el hombre. La mayoría están causadas por clamidias; con menor frecuencia se detectan gonococos, micoplasmas y ureaplamas. Los mismos microorganismos pueden originar, por vía ascendente, la enfermedad inflamatoria pélvica.

  • Para reducir la progresión de la infección se considera fundamental realizar un test de amplificación de ácidos nucleicos (TAAN) a los contactos y tratarlos.

  • El tratamiento dual con ceftriaxona 250mg i.m. y azitromicina 1g v.o. en monodosis cubre la mayoría de cervicitis gonocócicas y no gonocócicas y evita la aparición de resistencias. Además, cumple con dos preceptos recomendados por la Organización Mundial de la Salud para la erradicación de las ITS, como son el tratamiento en monodosis y en presencia del personal sanitario.

  • La enfermedad inflamatoria pélvica comprende la infección del útero, las trompas de Falopio, los ovarios y la pelvis vecina por Chlamydia y gonococo, los principales responsables de la infertilidad femenina. En muchos casos se encuentra flora mixta.

  • La enfermedad inflamatoria pélvica (EIP) con frecuencia se presenta en forma larvada con dolorimiento abdominal bajo, y es una de sus principales causas en pacientes sexualmente activas. En algunos casos se asocia a febrícula. Más raramente se puede presentar como un auténtico abdomen agudo, especialmente si está causada por gonococo.

  • Entre las complicaciones de la EIP destacan el dolor pélvico crónico (25% de los casos, debido a adherencia y bridas tubáricas), infertilidad (0,4/1.000 personas/año) y embarazo ectópico (0.6/1.000 personas/año, por obstrucciones cicatriciales de las trompas).

  • El tratamiento ambulatorio de la EIP consiste en ceftriaxona 250mg/día i.m. en monodosis más doxiciclina 100mg/12h durante 14 días o azatioprina 1g v.o. en monodosis, con o sin metronidazol, 500mg/12h durante 14 días.

Palabras clave:
Cervicitis
Enfermedad inflamatoria pélvica
Clamidia
Gonococo

Artículo

Opciones para acceder a los textos completos de la publicación FMC. Formación Médica Continuada en Atención Primaria
Suscriptor
Suscriptor de la revista

Si ya tiene sus datos de acceso, clique aquí.

Si olvidó su clave de acceso puede recuperarla clicando aquí y seleccionando la opción "He olvidado mi contraseña".
Suscribirse
Suscribirse a:

FMC. Formación Médica Continuada en Atención Primaria

Comprar
Comprar acceso al artículo

Comprando el artículo el PDF del mismo podrá ser descargado

Precio 19,34 €

Comprar ahora
Contactar
Teléfono para suscripciones e incidencias
De lunes a viernes de 9h a 18h (GMT+1) excepto los meses de julio y agosto que será de 9 a 15h
Llamadas desde España
932 415 960
Llamadas desde fuera de España
+34 932 415 960
Email
FMC. Formación Médica Continuada en Atención Primaria

Suscríbase a la newsletter

Opciones de artículo
Herramientas

¿Es usted profesional sanitario apto para prescribir o dispensar medicamentos?