string(5) "31131" Últimas noticias | FMC. Formación Médica Continuada en Atención Primaria
Publique en esta revista
Información de la revista

5 de mayo: Día Mundial del Asma

Compartir

GINA y SEICAP · 05 mayo 2021 08:30

La jornada se centra este año en informar sobre las creencias erróneas acerca de esta enfermedad, que afecta en todo el mundo a 339 millones de personas y provoca la muerte de más 400.000 cada año.

La Iniciativa Global para el Asma (GINA), organizadora del Día Mundial del Asma, que se celebra este 5 de mayo, recuerda que la enfermedad afecta en todo el mundo a 339 millones de personas, según datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS), y que causa la muerte de más de 400.000 cada año.

El tema del Día Mundial de este año es "Descubriendo conceptos erróneos sobre el asma", un llamamiento a la acción para abordar los mitos, bulos y creencias erróneas más comunes en relación con la enfermedad, que impiden que los pacientes se beneficien de forma óptima de los principales avances terapéuticos.

Entre las creencias erróneas más frecuentes, la GINA cita, por ejemplo, la idea de que es una enfermedad de la infancia y que las personas dejarán de padecerla con la edad. Otras creencias erróneas es pensar que se trata de una enfermedad infecciosa, que los asmáticos no deben hacer ejercicio o que solo se puede controlar con altas dosis de esteroides.

La organización, por el contrario, hace hincapié en que el asma puede aparecer a cualquier edad (en niños, adolescentes, adultos y ancianos) y que no es infecciosa, si bien las infecciones respiratorias virales como el resfriado común y la gripe pueden provocar ataques de asma.

También indica que en los niños el asma se asocia con frecuencia a la alergia, pero que el asma que comienza en la edad adulta es menos frecuente que sea alérgica.

Además, cuando está bien controlada, los pacientes pueden hacer ejercicio e incluso practicar deporte de alto nivel.

Asimismo, señala que se puede controlar la mayoría de las veces con dosis bajas de esteroides inhalados.

En este contexto, la Sociedad Española de Inmunología Clínica, Alergología y Asma Pediátrica (SEICAP) ha avisado con motivo del Día Mundial que las falsas creencias dificultan el control del asma en niños y adolescentes.

Uno de cada diez niños en edad escolar tiene asma, que es una de las enfermedades crónicas más frecuentes en la infancia. "Por lo general, suele haber una serie de falsas creencias que conllevan un difícil control de la enfermedad y que pueden hacer aumentar las crisis asmáticas y por lo tanto los ingresos hospitalarios. Las que más pueden influir en ello son las relacionadas con el tratamiento, ya que muchas veces no se utiliza o se administra de una manera errónea", subraya el presidente del Grupo de Trabajo de Alergia Respiratoria y Asma de SEICAP, Luis Moral.

De hecho, durante la adolescencia suele haber problemas de adhesión al tratamiento debido, entre otros factores, a la desinformación y a las suposiciones incorrectas sobre el asma, según un trabajo realizado por la Academia Europea de Alergia e Inmunología Clínica (EAACI). "Los adolescentes tienen más acceso a Internet y a las redes sociales y estas fuentes pueden ser peligrosas para ellos si no se sabe identificar la información veraz", añade el citado especialista.

El principal tratamiento indicado para el control del asma son los corticoides inhalados, siendo este un tipo de medicamento sobre el que existe una corriente de opinión negativa por sus posibles efectos secundarios. De hecho, un trabajo reciente publicado en Swiss Medical Weekly recuerda la importancia de educar a las familias e informarles de los potenciales beneficios de los corticoides y de disipar sus falsos mitos.

"Como cualquier otro medicamento, los corticoides pueden tener sus efectos secundarios, pero sabemos que, cuando los usamos en dosis bajas, pueden ser administrados durante largos periodos de tiempo, de meses o años, sin producir efectos apreciables y permitiendo un buen control del asma, reduciendo los síntomas y las crisis, con un gran beneficio para los pacientes", apunta Moral.

En cualquier caso, deberá ser el pediatra alergólogo el que determine el tratamiento de forma individualizada para cada caso y en función de los factores etiopatogénicos, la gravedad y la respuesta obtenida. "El objetivo principal debe ser siempre obtener el máximo control de la enfermedad, así como reducir al máximo la posibilidad de efectos adversos. Por eso es importante informar bien a las familias y a los propios niños sobre su enfermedad, los desencadenantes del asma, las medidas de evitación y cómo actuar en caso de crisis. En este sentido, la labor de educación sanitaria es muy importante", comenta Moral.

Noticias relaccionadas

Investigadores de la Universidad de Zaragoza constatan los efectos positivos del tratamiento en modelos animales a los que se les había inducido una respuesta alérgica.

FMC. Formación Médica Continuada en Atención Primaria

Suscríbase a la newsletter

¿Es usted profesional sanitario apto para prescribir o dispensar medicamentos?