string(5) "32550" Últimas noticias | FMC. Formación Médica Continuada en Atención Primaria
Publique en esta revista
Información de la revista

Biomarcadores en orina pueden ser útiles para detectar y controlar las conmociones cerebrales

Compartir

Neurology · 24 enero 2022 08:00

Los más predictivos, según investigadores de Boston, son la IGF-1 y la proteína de unión a IGF 5, que se encuentran en niveles significativamente más bajos después de este tipo de traumatismo.

Una investigación realizada por el Hospital de Niños de Boston (Estados Unidos) ha analizado biomarcadores de la orina que pueden ayudar a detectar una conmoción cerebral y controlar su recuperación.

El estudio, publicado en Neurology, ha recogido muestras de orina de 95 atletas, de los cuales 48 sufrieron conmociones cerebrales y proporcionaron una muestra de orina repetida dentro de los primeros 7 días y posteriormente al mes, a los 3 meses, 6 meses y 12 meses después de la lesión. Otros 47 deportistas estudiados no sufrieron conmoción.

Los autores recogieron un total de 71 proteínas que diferían significativamente entre los dos grupos. Dos biomarcadores se destacaron como los más predictivos de conmoción cerebral: IGF-1 y la proteína de unión a IGF 5 (IGFBP5), ambas encontradas en niveles significativamente más bajos después de la conmoción cerebral.

Según los investigadores, estas proteínas parecen estar involucradas en la reparación de lesiones cerebrales, por lo que el organismo puede retenerlas después de una conmoción cerebral en lugar de excretarlas. Usadas juntas y añadidas a las evaluaciones de la marcha, las proteínas distinguieron entre atletas con y sin conmoción cerebral con alta confiabilidad.

Ahora los autores tienen como objetivo validar su estudio de prueba de principio en ensayos clínicos en diferentes poblaciones, como una población más amplia de atletas universitarios, adolescentes que practican deportes y personas con conmociones cerebrales no relacionadas con el deporte. Finalmente, el objetivo es desarrollar una prueba que pueda estar disponible en el punto de atención e incluso en el momento de la lesión.

"Al igual que con COVID-19, si alguien tiene síntomas pero no está seguro de la causa, sería ideal hacerse una prueba para diagnosticar una conmoción cerebral o descartarla", destaca el investigador David Howell.

Referencia: Neurology. 2021;10.1212/WNL.0000000000013001. doi:10.1212/WNL.0000000000013001

Noticias relaccionadas

Un estudio muestra que, aunque los futbolistas aficionados tienen más riesgo de traumatismo craneoencefálico por golpearse con un rival, también tienen riesgo de experimentar síntomas similares si rematan a menudo de cabeza.
La prueba, basada en el biomarcador proteína ácida fibrilar glial (GFAP), revela lesiones cerebrales traumáticas de leves a moderadas con hasta un 97% de exactitud en pacientes mayores de 18 años.
FMC. Formación Médica Continuada en Atención Primaria

Suscríbase a la newsletter

¿Es usted profesional sanitario apto para prescribir o dispensar medicamentos?