Publique en esta revista
Información de la revista

La soledad se relaciona con la esquizofrenia a través del análisis de sus bases genéticas

Compartir

CIBERSAM · 09 febrero 2022 08:30

Investigadores españoles del CIBERSAM han observado esta asociación en una muestra 1.927 pacientes con la enfermedad y 1.561 controles sanos, comprobando que es más frecuente en mujeres que en varones.


  • Javier González Peñas y Álvaro Andreu Bernabéu.

Un estudio del Centro de Investigación Biomédica en Red de Salud Mental (CIBERSAM) ha identificado que el aislamiento y la soledad se relacionan con la esquizofrenia a través del análisis de sus bases genéticas.

La investigación, publicada en Nature Communications, ha sido realizada por el equipo de Celso Arango, jefe de grupo de CIBERSAM, y dirigida por Javier González Peñas en colaboración con Álvaro Andreu Bernabéu. Los resultados sugieren que existe un riesgo genético compartido entre soledad y esquizofrenia y que este puede tener un papel más importante en mujeres que en varones.

Para ello, se ha utilizado una muestra de 3.488 personas (1.927 con esquizofrenia y 1.561 controles sanos) para demostrar la contribución genética de la soledad y aislamiento social al riesgo de esquizofrenia. Así, se ha estudiado tanto el aislamiento social objetivo (falta de relaciones sociales) como el aislamiento percibido (la soledad, un sentimiento subjetivo de angustia asociado a la falta de relaciones significativas, independientemente de la cantidad de contacto social).

"Subdividimos el riesgo genético que predispone a la esquizofrenia en función de su efecto en la soledad y el aislamiento, encontrando que el riesgo genético que era común tanto a esquizofrenia como a soledad y aislamiento era mayor en mujeres que en hombres. Además, este riesgo genético común correlaciona con depresión, ansiedad, trastorno por déficit de atención con hiperactividad, dependencia del alcohol y autismo", explica González Peñas.

Para Andreu, esto podría ayudar a comprender las relaciones genéticas entre la esquizofrenia y otros trastornos psiquiátricos como el trastorno bipolar, la depresión mayor o el trastorno obsesivo-compulsivo. Por su parte, Arango, reconoce que estos hallazgos permiten desarrollar intervenciones frente la soledad y el aislamiento para la prevención y mejora de la evolución clínica de trastornos de espectro de la esquizofrenia.

Referencia: Nat Commun. 2022;13(1):51. Published 2022 Jan 10. doi:10.1038/s41467-021-27598-6

Noticias relaccionadas

Según investigadores de Estados Unidos, la identificación de factores de riesgo de variantes raras en pacientes con enfermedad severa podría conducir a una mejor comprensión del pronóstico y la resistencia al tratamiento.

Ésta es una de las conclusiones a las que ha llegado un estudio sobre datos de más de 20.000 personas realizado por científicos de la Universidad Autónoma de Madrid.

FMC. Formación Médica Continuada en Atención Primaria

Suscríbase a la newsletter

¿Es usted profesional sanitario apto para prescribir o dispensar medicamentos?