Publique en esta revista
Información de la revista

Un fármaco usado en el cáncer de mama y el de ovario podría funcionar en el de páncreas

Compartir

JANO.ES · 18 diciembre 2019 00:00

La oncóloga de la Unidad de Tumores Gastrointestinales del IOB Institute of Oncology en el Hospital Quirónsalud Barcelona, Dra. Teresa Macarulla, ha participado en el primer estudio con terapia personalizada en cáncer de páncreas, el estudio ‘POLO’. El trabajo ha probado que un medicamento utilizado frente a otros tumores, olaparib, también puede funcionar en determinados casos de cáncer de páncreas.

Este fármaco se ha empleado con éxito en el tratamiento personalizado de cánceres de mama o de ovario, y concretamente en los pacientes que presentaban una mutación germinal de los genes BRCA1 o BRCA2. “Aproximadamente un 6-8% de los pacientes con cáncer de páncreas son portadores de esta mutación y se pueden beneficiar de este tratamiento”, explica Macarulla.

El estudio POLO ha demostrado ser eficaz en el tratamiento de los pacientes que tienen esa mutación germinal de los genes BRCA1 o BRCA2, y que han presentado el tumor controlado tras una quimioterapia basada en platino. “El tratamiento con un fármaco inhibidor del PARP impide a las células cancerosas reparar el daño a su ADN, lo que provoca su destrucción y permite prescindir de la quimioterapia, con la mejoría de los efectos secundarios”, resalta la oncóloga.

Los resultados de POLO han sido publicados en la revista New England Journal of Medicine, y se presentaron en verano en el último Congreso Americano de Oncología Médica (ASCO por sus siglas en inglés).

Webs relaccionadas

New England Journal of Medicine (2019); doi: 10.1056/NEJMoa1903387

Noticias relaccionadas

La radiofrecuencia intraoperatoria se basa en una aguja que se inserta en el centro del tumor para aplicar, de forma localizada, temperaturas de 80 grados que permiten abrasar las células cancerígenas.
Científicos del IDIBAPS y el CRG demuestran que la proteína DYRK1A tiene una expresión elevada en este cáncer, correlacionada con la expresión del receptor de membrana de las células tumorales, c-MET.
Un equipo del Instituto Hospital del Mar de Investigaciones Médicas muestra que la inhibición de Gal1 frena el crecimiento del tumor y restablece la vigilancia de nuestro sistema inmunitario para reconocer y rechazar a las células tumorales.
FMC. Formación Médica Continuada en Atención Primaria

Suscríbase a la newsletter

¿Es usted profesional sanitario apto para prescribir o dispensar medicamentos?

Política de cookies
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.