Publique en esta revista
Información de la revista
Vol. 27. Núm. 5.
Páginas 223-229 (Mayo 2020)
Compartir
Compartir
Descargar PDF
Más opciones de artículo
ePub
Vol. 27. Núm. 5.
Páginas 223-229 (Mayo 2020)
Actualizando la práctica asistencial
DOI: 10.1016/j.fmc.2019.10.014
Vulvodinia: ¿una patología olvidada?
Visitas
...
Elena Guerola Pejenautea, María Elena Pejenaute Labarib,
Autor para correspondencia
anelepj@hotmail.com

Autor para correspondencia.
a Psicóloga. Madrid, España
b Médico de familia. Centro de Salud Mar Báltico. Madrid, España
Información del artículo
Resumen
Texto completo
Bibliografía
Descargar PDF
Estadísticas
Tablas (4)
Tabla 1. Definición y clasificación del dolor vulvar persistente y de la vulvodinia
Tabla 2. Factores potencialmente asociados a vulvodinia
Tabla 3. Medidas higiénicas en el tratamiento de la vulvodinia
Tabla 4. Como abordar la vulvodinia desde atención primaria
Mostrar másMostrar menos
Puntos para una lectura rápida

  • La vulvodinia es un dolor vulvar idiopático crónico que puede manifestarse como ardor o una combinación de dolor, irritación o escozor, localizado en cualquier lugar entre el monte de Venus y el ano.

  • Tiene una incidencia de 15% al 17% y una prevalencia del 7-8%.

  • Su etiología es desconocida y probablemente multifactorial.

  • La hipótesis que se baraja es que una lesión vaginal en mujeres susceptibles inicia una respuesta inflamatoria que provoca la proliferación de fibras nerviosas en la zona vulvar y una sensibilización central del dolor.

  • El síntoma más típico es el dolor al entrar en contacto con el vestíbulo vulvar. Este dolor se desencadenará con las relaciones sexuales, el uso de tampones, montar en bicicleta, usar pantalones ajustados o estar mucho tiempo sentada.

  • Una historia clínica exhaustiva y un examen físico detallado son las bases del diagnóstico, que no debemos olvidar es un diagnóstico de exclusión.

  • El diagnóstico diferencial se establece con las causas de dolor vulvar específico.

  • El tratamiento no farmacológico incluye medidas de higiene vulvar, terapia física de rehabilitación del suelo pélvico y terapia psicológica.

  • El tratamiento farmacológico debe ser escalonado e individualizado e incluye terapia tópica (anestésicos), oral (antidepresivos, anticonvulsivos) e inyectada (corticoides, toxina botulínica).

  • El médico de familia debe pensar en esta entidad ante una clínica compatible, diagnosticarla e iniciar el tratamiento.

Palabras clave:
Dolor vulvar
Vulvodinia
Vestibulitis.

Artículo

Opciones para acceder a los textos completos de la publicación FMC. Formación Médica Continuada en Atención Primaria
Suscriptor
Suscriptor de la revista

Si ya tiene sus datos de acceso, clique aquí.

Si olvidó su clave de acceso puede recuperarla clicando aquí y seleccionando la opción "He olvidado mi contraseña".
Suscribirse
Suscribirse a:

FMC. Formación Médica Continuada en Atención Primaria

Comprar
Comprar acceso al artículo

Comprando el artículo el PDF del mismo podrá ser descargado

Precio 19,34 €

Comprar ahora
Contactar
Teléfono para suscripciones e incidencias
De lunes a viernes de 9h a 18h (GMT+1) excepto los meses de julio y agosto que será de 9 a 15h
Llamadas desde España
932 415 960
Llamadas desde fuera de España
+34 932 415 960
Email
FMC. Formación Médica Continuada en Atención Primaria

Suscríbase a la newsletter

Opciones de artículo
Herramientas

¿Es usted profesional sanitario apto para prescribir o dispensar medicamentos?

Política de cookies
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.